María Roig

Inicia su formación en gimnasia artística a la temprana edad de 5 años. En poco tiempo está compitiendo alrededor del país, y obtiene diversos premios a lo largo de los años. A los 13 decide dar un giro a su formación y empieza a tomar clases de ballet clásico en una academia de la provincia de Barcelona. Sus condiciones y flexibilidad le permiten progresar rápidamente en la disciplina, y en los años que siguen continúa formándose tanto en la disciplina clásica como en la contemporánea en prestigiosas escuelas de Barcelona como el Studio Isadora – Berta Vallribera, la Academia de Ballet Eulàlia Blasi o la Escuela de Danza Anna Maleras.

Paralelamente a sus estudios universitarios, comienza a impartir clases de ballet a niños y niñas de edades comprendidas entre los 5 y los 15 años. En esa época, María forma parte la Joven Compañía de Danza Clásica de la Academia Eulàlia Blasi, bajo la dirección de Tatiana Yerakhavets, y participa en la reposición de algunas obras del repertorio clásico y neoclásico como Don Quijote, Chopiniana o Petite Mort de Jirí Kylián.

En agosto de 2007 se traslada a los Estados Unidos para cursar un posgrado en Interpretación y Pedagogía de la Danza en el Conservatorio de la Universidad Shenandoah de Winchester (Virginia). Allí conoce a la joven coreógrafa Roxie Thomas, junto a la que lleva a cabo un proyecto coreográfico en el estado de Mississippi en verano de 2009.

Tras su vuelta a España, se instala en Madrid para cursar el Máster en Prácticas Escénicas y Cultura Visual que imparte la Universidad de Alcalá y el Museo Reina Sofía. Desarrolla allí su investigación práctica acerca del movimiento en la danza; y en enero de 2010 se incorpora como profesora de danza clásica de L’École Française de Danse Arturo Soria.

Actualmente, forma parte del equipo docente de l’École al mismo tiempo que homologa su expediente cursando el Grado en Pedagogía de la Danza en el Conservatorio Superior de Danza María de Ávila de Madrid.

Profesora de ballet María Roig